Sandra Mihanovich estremeció en Salta


Anoche la sala vibró. Veintitrés y veinte minutos: “Puerto Pollensa”. “Dále Gordo”-le decía a Vane, su hermano con quien canta y hace música. Anécdotas de su vida, canciones con nueva versión musical de la mano de Juan Blas Caballero en esta presentación de su nuevo disco: “Creciendo”. Todo el repertorio de Sandra: “si son muy viejos o son muy chicos sería la única manera que no conozcan estas canciones, necesito que me acompañen”- dijo al público. Lo peor de la noche: resolución 152 de J. Vidal Casas por la que la declaraban “artista destacada”. El presidente del Concejo Deliberante fue abucheado. Mihanovich entregó el alma la noche del viernes. No canta como los dioses, sino como los mil demonios. Con un look adolescente, está más espléndida que nunca.

Me nació este amor… sin que me diera cuenta yo…"Puerto Pollensa" (1981). Emocionante. “Todo me recuerda a ti”, “Sin tu amor" (2003), “Es la vida que me alcanza” y “Vuele bajo” entre tantos temas, sonaron en el teatro El Huerto en dos horas del show Mihanovich & Mihanovich. Una Sandra potente con su voz junto a su hermano en algunos temas, hicieron de la presentación de “Creciendo” una noche musical de los 80´ con acento moderno.
“Creciendo” se grabó en vivo en el Teatro Ópera durante el 2005, en Buenos Aires. Hoy, la artista-cantante y actriz- festeja sus treinta años con la música tras haber iniciado su carrera en 1976, el 20 de mayo.

“No conozco Puerto Pollensa, pero algún día voy a ir”-dijo. Dedicó una canción a una amiga salteña (que tiene un local de ropa), y no faltó alguien del público que le gritara a Vane “yo también puedo ser su amiga”. En tono de humor, Sandra dijo que Catalina, la esposa de Vane, y su hermano son amigos de esta salteña. También dedicó otro tema a María Esther, otra salteña: “ si está es para ella, y si no que alguien le avise”-dijo.

“Mañana estaré con mi amigo Julio Bocca, voy a verlo, estoy muy contenta”. Aclaró que hace treinta años que estuvo en Salta. Prometió volver. La ovacionaron. Se fue, con gritos de “otra otra”. El público quería más. Cantó “Soy lo que soy” y luego de cerrarse el telón, se reabrió con un tema final a pedido del público: “Prohibido prohibir”.

No pudo deslucir el evento, la patética entrega de un diploma-con resolución 152- del presidente del Concejo Deliberante-figureti- que no gastó más que un miserable cartón enmarcado para nombrarla “artista destacada” y decir que nació como cantante en la dictadura y se consagró como tal en la democracia y hacer un paneo biográfico de Mihanovich. Abucheado y plomazo. Aplausos sólo para y por los méritos de la artista.

La anécdota: Sandra cantaba en un boliche. Se cortó la luz. El público hablaba. Vane dijo: “por favor hagan silencio que mi hermana canta bien.” El público gozó también del humor de la cantante. Su guitarrear de los 80 al estilo rockero es un arma mortal de Mihanovich. El cabello bailando es un clásico y su voz, afinada y potente sacudió por completo. Bienvenida a Salta, música consagrada por el público.

Por Romina Chávez Dí­az, Sábado 7 de julio de 2007, Salta21.com
Las fotos son Ilustrativas

Seguidores

Keegy Ranking